HADAS WALDORF: un recurso para la educación emocional y mucho más.

IMG_0559Hoy escribo esta entrada en el blog porque much@s de vosotr@s que habéis visto mis creaciones de hadas Waldorf me estáis preguntando qué son y para qué sirven.

En primer lugar me gustaría contextualizar y hablar brevemente de Waldorf, ya que se trata de una de las pedagogías activas, que junto con otras como Reggio Emilia, Montessori, Pickler, Summerhill, pestalozii… a nosotros nos han enamorado.

Aunque entre ellas presentan diferencias, estos métodos educativos tiene en común diferentes aspectos:

  • Su objetivo es el pleno desarrollo de l@s niñ@s a través de su participación activa en su propio aprendizaje y desarrollo.
  • Están basadas en la enseñanza vivencial y sensorial.
  • El/la adult@ no es maestr@, es guía y acompañante. Es el/la niñ@ quien marca su propio aprendizaje.
  • Respeto al ritmo e interés de cada niñ@.
  • Se le da mucha importancia a la educación emocional para fomentar la seguridad y la inteligencia emocional en los/las niñ@s.
  • Existe una gran participación de las familias en la educación de sus hij@s.
  • los niñ@s son tratados como niñ@s, no como proyecciones para el futuro.
  • El principal recurso didáctico para la enseñanza es el juego.
  • Buscan eliminar el aburrimiento a la hora de aprender

arc-de-sant-marti-waldorf-granConcretamente la pedagogía Waldorf la creó el austriaco Rudolf Steiner (1861-1925), y tiene como principal método de aprendizaje el juego y el movimiento. En esta pedagogía tiene una importancia muy significativa la fantasía y la imaginación en la etapa de la educación infantil, ya que a través de ellas se trabaja sobretodo el hablar y el pensar, pues la fantasía y la imaginación son el preámbulo del pensamiento y del desarrollo del lenguaje.

Algunos de los materiales waldorf más importantes son: el arcoiris, los nins, calendarios, telas, cintas al viento, gnomos, materiales naturales de colores, puzzles, juegos de construcción…

Nosotros en casa ya disfrutamos de algunos de ellos, y es increíble ver, como los dos peques, cada uno según su etapa de desarrollo, los utilizan y crean mágicos escenarios de juego.

Bajo estas líneas aparecen imágenes en las que se ven construcciones realizadas con el arcoiris:

 

En estas otras fotografías han utilizado varios materiales waldorf y el calendario semanal:

 

En estas, os muestro dos materiales DIY que hemos fabricado recientemente. Un puzzle simulando el mar y las cintas de viento para la clase del más peque. Concretamente este último material lo descubrí hace poco en un curso de formación de “Montessori hoy” que  os lo recomiendo.

 

Y hasta aquí la breve descripción de la pedagogía Waldorf.

Y ahora, nos centraremos de forma más concreta, en otro de los materiales waldorf y al que va dedicado este post: las hadas Waldorf.

Llegaron a nuestras vidas hace aproximadamente 10 meses, casualmente las vi por internet y despertaron en mí mucha ternura y emociones que me transportaron a mi niñez. Así que me puse a investigar y después de leer y ver varios tutoriales, realicé mi primera hada: el hada del equilibrio. Ahora la tenemos colgada en la entrada de casa y cada vez que abrimos la puerta la corriente de aire la mueve y parece que cobre vida.

 

Las hadas en la pedagogía waldorf representan la protección. son seres derivados de los cuentos de fantasía, que a pesar de ser dulces, sensibles y tiernos, tienen una gran capacidad para proteger a otros seres literarios. Este recurso, por ejemplo, en Montessori no tiene cabida, ya que esta pedagogía se basa principalmente en utilizar la vida real para el aprendizaje, y no utiliza la fantasía. Pero en nuestro “mix-pedagógico” (ya que utilizamos diferentes pedagogías en nuestro estilo educativo familiar) si tienen un papel importante en la educación emocional, en el fomento de la lectura y de la creatividad.

A los peques les tranquilizan y les dan seguridad, se “cobijan” en ellas para sentirse protegidos, por ejemplo, el mayor diseñó el hada del “dragón rojo” para que lo protegiera de las pesadillas y desde el día en que la hicimos la tienen colgada en su habitación. En el coche puso otra para que nos proteja en los viajes. Emocionalmente le ayuda a controlar sus miedos y lo acompañan en esa emoción.

 

IMG_6301

El pequeño también la utiliza para autorregular su miedo (a la oscuridad, a los monstruos, a las pesadillas…) y también el enfado y la rabia. Cuando siente esa emoción la acaricia y se calma. Con él también jugamos al juego de ¿cómo se siente el hada?, aprovechamos que las hadas no tienen expresión facial, ya que no tiene ojos, ni boca, ni nariz, así puede imaginar como se siente. “Mami el hada está triste”- decía el otro día, “¿por qué?- le pregunté yo. “porque hoy no ha ido al parque. Él era el que no había ido al parque y estaba triste, era su forma de comunicarmelo. ¿Y qué podemos hacer para que no esté tan triste?…..

Así es como utilizamos este material para la educación emocional. Ellos  lo ven como un elemento que les ayuda a regularse emocionalmente puesto que todavía están desarrollando sus capacidades y habilidades de autocontrol, con lo cual necesitan apoyarse en elementos externos, igual que necesitan de nuestra ayuda para que realicemos su acompañamiento emocional.

También las utilizamos para incluirlas en los cuentos que nos inventamos, son personajes que dan mucho juego, pues creamos hadas para todo: hada de la amistad, del esfuerzo, de la familia, de la música, del medioambiente, del agua, de la naturaleza, del amor, …..

Nuestras bandejas estacionales también las acompañamos de hadas, bajo estas líneas, el hada del otoño, que hicimos de la web De mi casa al mundo (y la del equilibrio también es de esta web):

IMG_0527

 

Además también las utilizamos para decorar nuestras plantas y jardín, en esta foto podéis observar como el hada del bonsai convive con unos gnomos del bosque muy graciosos, que también hemos hecho nosotros:

 

Estas hadas cada vez se están poniendo más de moda, son numerosos los encargos que nos están llegando para Navidad y curiosamente para regalar a los recién nacidos y en bautizos. Me encanta oír a l@s adult@s como regresan a su niñez hablando de estas hadas y como desean incorporarlas a la vida de sus seres queridos para ofrecerles una herramienta tanto para la educación emocional como para otro propósitos educativos.

Estas son dos de los últimos encargos que he realizado para dos personas muy especiales:

 

Bueno, y sin nada más que decir, os dejo unos enlaces a tutoriales por si os apetece crear vuestras hadas waldorf., yo utilizo mi propia técnica, utilizando de los tutoriales que fuí viendo aquello que me ha resultado más práctico. Y si os apetece tener una pero no encontráis el momento para realizarla, enviarme un correo y os atenderé encantada, asi como si tenéis alguna duda para realizarla.

Atelier de mi casa al mundo

Creciendo deprisa

Un saludo y que las hadas os protejan…..

JUGANDO CON EL OTOÑO

Parecía que no iba a llegar, pero el otoño ha llegado para quedarse durante unos cuantos meses, así pues tenemos ante nosotros un aliado para poder enseñarles a nuestr@s hij@s, el paso del tiempo, las estaciones y los cambios que ellas conllevan, además de los diferentes colores y tonalidades que nos brinda esta maravillosa estación, e incluso a los más mayores podemos enseñarles procesos como la fotosíntesis entre otros.

Los árboles y caminos se tiñen de amarillos y marrones, es una variedad cromática explosiva que simplemente con observarla ya estamos desarrollando nuestro sentido visual sin más. El otoño también despierta otros sentidos: el oído al pisar las hojas secas y escuchar el viento silbar. El olfato con ese característico aroma a lluvia y tierra mojada. El gusto al probar los ricos frutos típicos del otoño: la nuez, castañas, granada, mandarinas… y por último el tacto al sentir la sequedad acompañada de la humedad en los troncos, en la tierra y en las hojas.

Resultado de imagen de FOTOS DE OTOÑO

 

Recuerdo un poema (desconozco el autor-a) que aprendí de pequeña y que podríais recitar o incluso enseñar a vuestros hij@s mientras dais un paseo por el bosque o el parque para despertar sus sentidos otoñales. Este poema dice así:

EL OTOÑO

CAE UNA HOJA
CAEN DOS O TRES
CREO QUE EL OTOÑO
COMIENZA OTRA VEZ.

PINTA DE AMARILLO
TODAS LAS ACERAS
SUENAN Y RESUENAN
LAS HOJITAS SECAS.

JUEGA CON EL VIENTO
HACE MIL COSQUILLAS
EN MANOS Y BRAZOS
TAMBIÉN EN LAS RODILLAS.

CAE UNA HOJA
CAEN DOS O TRES
CREO QUE EL OTOÑO
COMIENZA OTRA VEZ.

 

Además del paseo otoñal os propongo algunas cositas que podéis hacer con vuestr@s hij@as o alumn@s:

 

RECOGER HOJAS

Podéis aprovechar las salidas al parque, o el camino de vuelta a casa después del cole o incluso una salida al bosque o ruta de senderismo para recoger hojas y llevarlas a casa. Así podréis experimentar y jugar con ellas. Nosotros llenamos una caja de cartón y le encantó. A los niños les gusta llenar cajas, bolsas y recipientes y por supuesto también vaciarlas. De ahí aprenden los conceptos de lleno y vacío, mucho mejor que con dibujos en una ficha o en una tablet.

 

SENTIR LAS HOJAS

Tocar, sentir, oír…. las hojas secas despiertan nuestros sentidos al sentirlas entre nuestras manos, al andar sobre ellas, al apretarlas,  provocando un sin fin de emociones en los niñ@s.

En casa hemos disfrutado de ellas en nuestra mesa sensorial de Ikea Flisat, y luego en el suelo. Aquí tenéis el resultado de ello.

 

 

PINTAR HOJAS

Practicar la psicomotricidad fina, descubrir y conocer los colores y fomentar la creatividad son objetivos que se pueden alcanzar con esta actividad, entre otros. Pero personalmente, el que más me llama la atención, es el de lograr un control de la fuerza y suavidad con la que se tiene que pintar una hoja seca para que no se rompa, pues es sumamente delicada. Increíblemente l@s niñ@s pequeñ@s son capaces de controlarlo y conseguir pintar la hoja sin que se rompa, con lo cual estamos practicando el autocontrol corporal y emocional y por supuesto la concentración y la paciencia.

 

JUGAR CON LA LUZ

Creo que uno de los recursos que más nos gusta utilizar en casa es el juego con la luz, y no podía faltar en nuestro proyecto de otoño. Hemos jugado con el retroproyector y con la mesa de luz, estos dos recursos son capaces de iluminar incluso la tristeza del otoño.

 

 Concretamente hemos proyectado sombras de hojas en la pared y hemos repasado sus siluetas en papel pegado a la pared. En la mesa de luz hemos llenado de hojas secas el tronco y ramas desnudos de un árbol.

CREAR MANDALAS

¡Imaginación al poder! Eso es lo que nos ofrece la creación de mandalas, dejar volar nuestra imaginación facilitando el desarrollo de la creatividad nos permite acercarnos al arte de forma lúdica. Esta es una muestra tanto en mesa de luz como en una mesa sin luz.

 

 

HACER UN MÓVIL

¿Y qué hacemos con las hojas pintadas? pues nosotros en lugar de tirarlas decidimos realizar con ellas un sencillo móvil otoñal. Con un palo y cuerda, además casualmente  nos sirvió para trabajar el concepto de grandaria: grande, pequeño y mediano debido al tamaño de las hojas utilizadas. Este fue el resultado:

IMG_1642

 

LA MESA DE OTOÑO

Otro recurso en el que a mi peque le encanta participar es la creación de la mesa de otoño, y además le gusta ir añadiendo cositas y cambiándola de vez en cuando. Personalmente creo que las mesas de las estaciones son minimundos en los que podemos recrear espacios reales o de fantasía con lo cual dan mucho juego. Nosotros la creamos sobre una bandeja para poder transportarla y jugar con ella.

A través de las mesas estacionales ayudamos a los niños a que vean lo que está pasando en la naturaleza en cada estación, favoreciendo así la adquisición de conocimientos y procesos relacionados con la naturaleza, el tiempo y el año.

 

 A nosotros nos encantan las hadas Waldorf, así que esta mesa otoñal está protegida y cuidada por el hada del otoño y además en este minimundo tan especial vive un gnomo,  dos seres que representan a la pedagogía waldorf en su más pura fantasía y que hemos hecho nosotros en casa.

 

INVESTIGAR  LAS HOJAS

¿Has oído alguna vez que las hojas tienen nervios? y ¿sabes que es el limbo de las hojas?

Mira esta imagen y lo entenderás en seguida, es impresionante como la caja de luz resalta las partes de la hoja y pueden verse claramente, a nosotros nos ha facilitado muchísimo aprender sus partes utilizando este recurso.

 

DISFRUTAR DE LA LLUVIA Y LOS CHARCOS

Una estampa preciosa que nos suele dejar el otoño con sus lluvias es el paisaje salpicado por charcos de diferentes tamaños y formas. A la mayoría de l@s niñ@s les encanta saltar en los charcos, mojarse bajo la lluvia a la vez que también les gusta usar el paraguas, tirar piedras en los charcos y, en definitiva, les apasiona divertirse con la lluvia. Es como si supieran, ya desde pequeñ@s, lo importante que es que llueva y se lo agradecen a la lluvia disfrutando de ella y de los charcos que crea.

En la puerta de nuestra casa cuando llueve con intensidad disfrutamos de este maravilloso charco o “piscina fluvial” como lo llamamos nosotros jajaja…

 

Os dejo un enlace en el cual podréis aprender las partes, formas tipos de hojas por si os sirve de ayuda, nosotros las clasificamos y el peque ya va reconociendo algunas por su nombre.

 

Bueno, estas son las pequeñas cositas que comparto contigo por si te pueden resultar útiles. Si necesitas alguna aclaración puedes ponerte en contacto conmigo y estaré encantada de atenderte.

Espero que disfrutéis del otoño y que esta cromada estación se convierta en una fuente de aprendizaje y juego para tu hijo@ o alumn@s.

No dudes en dejar tu comentario si lo crees conveniente y por supuesto estoy encantada de recibir otras propuestas de actividades.

Gracias por leerme y si os ha gustado u os ha resultado útil esta entrada, por favor compartid ¡Muchas gracias! y hasta pronto….

 

 

 

 

BIENVENID@

Hola soy Ana Molina y te doy la bienvenida a mi humilde blog, dedicado principalmente al juego y aprendizaje de los niños en familia.

Es cierto que soy licenciada en Pedagogía, y que me he formado en varios ámbitos como: la educación social, intervención con menores, la terapia familiar, la educación emocional, pedagogías activas, el método Montessori… pero realmente el motivo de la creación de este blog y mi salto a las redes sociales, es porque soy madre. Madre de dos niños maravillosos (actualmente de 9 y 2 años) que me cambiaron la vida cuando nacieron y a los que les estoy enormemente agradecida por haberme introducido en este maravilloso mundo de las pedagogías activas y por dejarme aprender junto a ellos día a día.

Cuando nació el mayor comencé a investigar sobre este método de enseñanza tan práctico y manipulativo, pero por cuestiones personales no pude sumergirme en él al 100%. En cambio cuando nació el segundo, decidí solicitar una excedencia para poder dedicar más tiempo a la familia y también profundizar más en estas pedagogías, poco a poco me fuí enamorando más de ellas y sobretodo cuando fuí viendo que mis hijos aprendían, que adquirían conocimientos y se divertían a la vez, y todavía más, nosotros como padres empezamos a compartir momentos muy especiales de juego con ellos,  cada vez más, y además disfrutamos organizando y planificando proyectos, actividades y juegos tanto para el pequeño como para el mayor.

Al principio me reproché no haber utilizado más estas pedagogías con el mayor, pero dos años después, él me ha demostrado que nunca es tarde, que se pueden adaptar a sus intereses y capacidades. Continuamente utilizamos material sensorial, prepara proyectos para llevar a su clase y le prepara minimundos y más actividades a su hermano. Con él he aprendido que esta metodología no tiene edad. Bueno con él y con mi madre, enferma de Alzheimer y a la que le encanta todo el material sensorial montessori y también la caja de luz.

Así que, por todo lo descrito estoy aquí. Para compartir mi humilde experiencia con vosotros, para inspiraros ideas, y como no, para que vosotr@s compartáis también conmigo vuestras experiencias.

Un saludo y bienvenid@s……..